5 hábitos matutinos para rendir al máximo

¿Cómo ha sido tu mañana? ¿Saltaste de la cama con ganas de aprovechar el día o te costó despertarte y poner el cuerpo en marcha?

Tanto si eres de los que madrugan con entusiasmo, o de los que empiezan el día a un ritmo más lento, te presentamos en este artículo un plan de 5 pasos para crear la rutina matutina perfecta que no sólo te permitirá empezar el día sin estrés y con la mentalidad adecuada, sino que también te pondrá en movimiento y dará energía a tu cuerpo.

image

¿Por qué es importante la rutina mañanera?

Seamos o no conscientes de ello, todos somos criaturas de hábitos. Puede que pienses que esto no se aplica a ti, pero haz memoria. ¿Qué es lo primero que haces al levantarte? ¿Miras el móvil? Piensas cuándo y cómo tomarte tu café? ¿Te vistes primero y luego te lavas los dientes o viceversa?

Lo más probable es que te hayas creado algún tipo de rutina sin ni siquiera saberlo. Y no tiene nada de malo o aburrido. Las rutinas son importantes, sobre todo a primera hora de la mañana, cuando lo único que queremos es volver a la cama y dormir un poco más.

¿Alguna vez has empezado las mañanas con un ritmo frenético y el resto del día ha reflejado ese caos? De eso es exactamente de lo que estamos hablando: una rutina matutina adecuada puede ayudarte a reducir el estrés y marcar el ritmo para el resto del día. Sigue leyendo para descubrir nuestros consejos y trucos favoritos para optimizar tu rutina mañanera y sacar el máximo partido a tu día.

El plan de 5 pasos para una rutina mañanera perfecta.

1. Comienza el día la noche anterior

Las mañanas pueden ser impredecibles. Puede que te quedes dormido accidentalmente o que surja algo urgente que te eche a perder la mañana y, potencialmente, todo el día. Por eso te recomendamos que dediques un tiempo la noche anterior a ocuparte de todas esas "pequeñas cosas" que te quitan tanto tiempo valioso por la mañana.

Elige la ropa que te pondrás al día siguiente (consejo profesional: no olvides consultar el parte meteorológico), escribe una lista de tareas para no olvidarte de nada importante y prepárate la comida para no recurrir a tentempiés poco saludables cuando tengas prisa.

Créenos, dormirás mejor sabiendo que todas estas tareas están resueltas y podrás empezar el día sin estrés y dedicar ese tiempo extra de la mañana a hacer algo más productivo.

2. Haz del ejercicio físico una prioridad

A menos que seas un dormilón empedernido, es probable que tengas algo de tiempo extra por la mañana ahora que has escrito la lista de tareas pendientes y preparado la comida. Una de las cosas que más nos gustan y que inyectan la dosis adecuada de energía a nuestro día es una sesión rápida de ejercicio.

Si hay un gimnasio de camino al trabajo, estupendo, pero si no, no te preocupes, hay muchos entrenamientos que puedes hacer en casa que despertarán y revitalizarán tu cuerpo sin molestar a los vecinos de abajo.

Puedes probar con yoga, pilates o dirigirte a nuestro gimnasio online, donde encontrarás un completo plan de entrenamiento de 4 semanas perfecto para principiantes o entusiastas del fitness más avanzados.

3. Dúchate con agua fría

Ok, una vez terminada la sesión de sudor, es hora de darse una ducha rápida de agua fría. Aunque el agua fría puede resultar incómoda al principio, puede hacer maravillas en tu cuerpo.

El agua fría es tonificante porque hace que el cuerpo trabaje más para mantener su temperatura central, lo que mejora la circulación. También activa el metabolismo, por lo que ducharse con agua fría por la mañana puede ayudarte a eliminar esos kilos de más

Y otro beneficio que todo deportista debería recordar es que las duchas frías ayudan a combatir las agujetas. Las bajas temperaturas hacen que los vasos sanguíneos se estrechen, dirigiendo la sangre a los órganos importantes y enriqueciéndola con oxígeno y nutrientes. Cuando el cuerpo vuelve a calentarse, los vasos se ensanchan, permitiendo que la sangre oxigenada vuelva a los músculos, reduciendo la inflamación que causa las agujetas.

4. No te olvides del desayuno

Después del entrenamiento energético y la refrescante ducha fría, probablemente se te habrá abierto el apetito. Como dice el refrán: "Desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo", así que sigamos este consejo y preparemos un desayuno de campeones

Asegúrate de incluir ingredientes de cada uno de los 5 grupos de alimentos: frutas, verduras, cereales, proteínas y lácteos. Los nutrientes adecuados te saciarán durante más tiempo, lo que te aportará toda la energía necesaria para afrontar el día con energía y, además, te ayudarán a controlar el peso. Como no tendrás hambre todo el tiempo, tampoco sentirás la necesidad de recurrir a tentempiés poco saludables con tanta frecuencia.

5. Saca el máximo partido a tus entrenamientos con las cápsulas 5-en-1 Preworkout


Hemos cubierto todo lo que puedes hacer por tu cuenta, pero a veces, todos necesitamos un poco de ayuda para activar y sobrealimentar nuestro cuerpo.

Este suplemento para aumentar la energía y la resistencia está aquí para hacer precisamente eso. Contiene los mejores ingredientes naturales como el guaraná, el té verde y la pimienta de cayena que aumentan tus niveles de energía, mejoran la resistencia y ayudan a quemar más calorías para que alcances tus objetivos más rápido. Y como su propio nombre indica, las cápsulas 5-en-1 Preworkout son el complemento perfecto para tu rutina de entrenamiento matutina.

Potencia tus sesiones de entrenamiento y aprovecha esta oferta por tiempo limitado.

Productos para ti

POTENCIAR EL ENTRENAMIENTO
-64%
Precio especial 17,99 € Precio regular 49,98 €
Ver el producto
CONTRA LA GRASA ABDOMINAL
-60%
Precio especial 31,99 € Precio regular 80,97 €
Ver el producto